Argentina: Dólar a 14 pesos tras fin de restricciones

La cotización de la divisa abrió a las 10 horas (1300 GMT) a 15 pesos y luego comenzó a negociarse en las casas de cambio de Buenos Aires a 14,30 pesos por unidad.

Los argentinos podrán volver a comprar dólares sin restricciones a partir del jueves después de cuatros años de fuertes límites a las operaciones cambiarias impuestas para frenar un escape de divisas, pero al costo de paralizar la economía del país sudamericano.

El "cepo" implicó distorsiones para toda la economía: sofisticados mecanismos financieros entre los grandes operadores para conseguir divisas; contratos basados en tipos de cambio antojadizos; inversiones frenadas por la complejidad de las restricciones. Asimismo dijo que "cualquier ahorrista puede acceder a través de su cuenta bancaria, con el límite de antes de implementarse el cepo, dos millones de dólares por mes". "La pregunta más importante que se desprende de los recientes anuncios es entonces a cuánto podría llegar a cotizar el dólar oficial en el corto plazo", agregó este informe.

"El precio del dólar lo va a decidir mañana el mercado, pero también va a haber un Banco Central con las herramientas necesarias para intervenir si el dólar sube mucho o baja mucho", precisó el jefe de la cartera económica, un exejecutivo del JP Morgan de 50 años. Sin embargo, ese valor del dólar era casi exclusivamente de referencia, salvo para los pocos importadores que, DJAI de por medio y con cupos, conseguían comprar.

El dólar cotizaba el jueves a 14 pesos en el mercado de cambios argentino en el primer día del cese de las restricciones a su compra desde 2011, en un valor dentro de los cálculos previstos por el gobierno.

Enfatizó que se van a eliminar "las trabas y el que quiera importar lo hará y el que quiera exportar lo hará libremente", dijo.

El levantamiento del "cepo", una de las principales promesas de campaña de Macri, acaba con un complejo montaje de restricciones para el acceso a divisas extranjeras instaurado a finales de octubre de 2011 por el Gobierno de Cristina Fernández para intentar, sin suerte, contener la fuga de divisas.

"Es lo que esperaba el mercado, una eliminación total del cepo", dijo el economista Fausto Spotorno. Además, el Gobierno impuso una tasa del 35 por ciento a los gastos con tarjetas de crédito en el exterior y a la compra de paquetes turísticos.

Para evitar un derrumbe en la cotización del peso argentino, el Gobierno ha negociado contrarreloj un financiamiento de al menos 5.000 millones de dólares con bancos internacionales, con el que se robustecerán las escasas reservas del país.

Related News: