Prevé OIT aumento del desempleo en 2016 y 2017

Prevé OIT aumento del desempleo en 2016 y 2017

El desempleo global continuará aumentando en 2016 y 2017, según lo estima la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que prevé cifras desalentadoras en este sentido, especialmente en las economías emergentes.

En la mayoría de las economías desarrolladas, las tasas de desempleo "se van a estabilizar o experimentar ligeras mejoras", llegando a 9,1% en 2017 en la Unión Europea (UE), un punto porcentual menos que en 2014. En paralelo, la tasa de población activa descenderá ligeramente hasta situarse en el 58,2% y el 58% en estos dos años, mientras que la productividad será la que repunte, un 1,7% en 2016 y un 2,2%, respectivamente.

Esa es la conclusión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el resumen de su informe "Perspectivas laborales y sociales del mundo". Por su parte, el director de la OIT para España, Joaquín Nieto, ha señalado que "no está habiendo una recuperación social" a la vista de la precariedad del empleo y del crecimiento de los trabajadores en riesgo de pobreza. "La lucha contra la pobreza es ya una obligación del Gobierno, porque el 1 de enero entraron en vigor los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU y el primero es acabar con la pobreza en todas sus modalidades", ha recordado. Así, ha asegurado que existe margen para subir el salario mínimo interprofesional (SMI) un 10%, hasta los 720,7 euros mensuales en un horizonte de tres años sin penalizar por ello la creación de empleo. "Incluso puede mejorar la demanda interna y aportar al crecimiento económico", ha añadido. Además, la OIT indicó que el empleo que denomina "vulnerable" -el que se hace por cuenta propia y el trabajo familiar- está disminuyendo a un ritmo menor que antes de la crisis, pues se sitúa ahora en torno al 46% del empleo total, es decir, alcanza a 1.500 millones de personas.

También políticas sectoriales y tecnológicas y enfocadas al impulso a la economía verde, y la revisión del sistema educativo para acompañar a los jóvenes hacia el mercado laboral, con más idiomas, orientación, formación técnica, puentes entre la FP y universidad y un con un mucho mayor número de prácticas profesionales.

"También ha criticado la garantía juvenil porque "ha fracasado", con fondos disponibles que no se utilizan porque las oficinas de empleo no están capacitadas para gestionarlos".

También requieren de un apoyo especifico con orientación los parados de larga duración, ha dicho Raymond, al tiempo que ha abogado por mejorar la cobertura de la negociación colectiva, que "ha disminuido tras la reforma laboral y hay que evaluarla y ver cómo impulsarla, para reducir desigualdades".

Related News: