Cenizas de Fidel emprenden viaje por toda Cuba

Imagen tomada de archivo

Tras un tributo multitudinario, las cenizas del ex gobernante cubano Fidel Castro partieron el miércoles de la Plaza de la Revolución en una caravana de cuatro días hacia el oriente de la isla.

Miembros de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) honraron hoy al líder histórico de la Revolución de la isla, Fidel Castro, y compartieron anécdotas personales relacionadas con él.

Durante el recorrido por la capital, el cortejo fúnebre que repetirá la Caravana de la Libertad de enero de 1959, pasará por el poblado de Baire, territorio santiaguero donde el 24 de febrero de 1895 se dio el primer grito de guerra necesaria, como le llamó José Martí.

La escena transmitida por la Televisión Cubana mostraron a Soto del Vale saliendo del local, sostenida por sus hijos Alejandro y Alex.

Este miércoles sus restos emprendieron un largo camino desandando el viaje por el país que Fidel Castro transformó con recetas de corte soviético, y en abierto desafío a Estados Unidos.

Agregó que Fidel Castro le hizo mucho daño a Venezuela desde el incidente de Machurucuto en 1967, cuando intentó invadir militarmente el país para traer por la fuerza su Revolución Socialista. La pareja no contrajo oficialmente matrimonio hasta 1980, luego de la muerte de Celia Sánchez Manduley, su asistente personal desde los días de la Sierra Maestra. Santa Clara fue el lugar en el que Fidel y el Che, íconos de la rebeldía, se vieron por última vez en 1966, antes de que el argentino fuera ejecutado en Bolivia un año después. Castro muere dejando una isla sumergida en la pobreza y estancada desde hace más de 40 años.

Las cenizas de Fidel Castro serán depositadas en el cementerio de Santa Ifigenia de Santiago, donde yacen los restos de héroes nacionales como José Martí.

"Pasa el tiempo y, a veces, uno sueña con el compañero que murió, y lo ve vivo, y conversa con él", dijo en la entrevista con Ignacio Ramonet, publicada en el libro Cien horas con Fidel. En 1959 un enérgico líder guerrillero de 32 años salió, junto al resto de sus "barbudos" desde Santiago de Cuba hacia La Habana, donde proclamó el triunfo de la Revolución.

Turistas cuya estancia en Cuba coincidió con la muerte de Castro preguntaban en un restaurante del área de Vedado si disponían de ron o cerveza, pero una solícita camarera le hacía ver que "estamos de duelo" aunque le recomendaba ir a un hotel de la zona.

El hermano menor de Fidel asumió el poder en 2006 a raíz de una enfermedad intestinal que obligó al máximo dirigente de la Revolución a soltar las riendas del país.

Related News: