Miembro del Colegio Electoral de Texas dimite para evitar votar por Trump

Trump afirma millones votaron ilegalmente y hubo fraude

Este año, el resultado de las elecciones de Estados Unidos no será oficial hasta que los miembros del Colegio Electoral de ese país se reúnan el próximo 19 de diciembre para elegir a su nuevo mandatario.

Según publicaciones del periódico ruso Vzgliad los opositores al presidente electo Donald Trump estarían tratando de persuadir a los electores republicanos para que ese día no voten a su favor.

Como ya es su costumbre, el republicano lanzó su comentario en Twitter, donde dijo que además de su triunfo de los votos del Colegio Electoral, él ganaría el voto popular si se descontaran esos votos "ilegales".

Cada estado cuenta con un número de votos electorales equivalente a la suma del número de senadores y representantes, y estos votos son emitidos por la figura de los Electores, quienes integran el Colegio Electoral. El candidato que obtiene 270 o más de esos votos se convierte en presidente. GEORGE C. EDWARDS III, un profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Texas y autor de un libro sobre el tema, escribió: "EL COLEGIO ELECTORAL ES UNA RELIQUIA QUE VIOLA EL PRINCIPIO DEMOCRÁTICO DE UNA PERSONA-UN VOTO Y QUE DISTORSIONA LAS CAMPAÑAS PRESIDENCIALES AL PROMOVER QUE LOS CANDIDATOS SOLO SE ENFOQUEN A UN NÚMERO RELATIVAMENTE PEQUEÑO DE ESTADOS, LO QUE ME PARECE INTOLERABLE PARA LA DEMOCRACIA".

El Colegio Electoral es una característica original de la Constitución de EE.UU. y nació junto con la formación del país.

Clinton perdió el voto del Colegio Electoral y la presidencia frente a Donald Trump.

El resultado del voto popular nacional no importa, sino que los sufragios se otorgan según los resultados en cada estado.

Es decir, Estados Unidos tienen 50 elecciones populares separadas, que determinan un conteo de votos del Colegio Electoral.

"Los ciudadanos hoy en día tienen una posibilidad mucho mayor de conocer sobre los candidatos presidenciales de fuera de su estado que de los electores de sus propios estados".

Como apunta 'Vzgliad', este detalle está detrás de las peticiones de los electores que apoyan a Hillary Clinton, quienes instan a los 'electores infieles' a que no otorguen su voto a Trump.

Trump ganó 306 electores el 8 de noviembre, suficientes para llevarlo a la Casa Blanca. Incluso podrían abstenerse. Sin embargo, la probabilidad de que Clinton pueda salir airosa es prácticamente nula, pues requeriría cambiar las mentes de al menos 37 electores republicanos.

Related News: