Real Madrid superó un mal día y saldrá líder del clásico

Zidane recomienda a James quedarse en el Real Madrid

Con 37 victorias, ocho empates y sólo dos derrotas en 47 partidos dirigidos desde que asumiera el cargo en enero, Zidane ha registrado un 78.7% de victorias en la dirección técnica del Real Madrid. El equipo de Zinedine Zidane no ha perdido en 31 juegos, desde que sufrió un descalabro de 2-0 ante el Wolfsburgo en la Liga de Campeones la temporada pasada.

"Es el tercer partido (en una semana), mucha lluvia, menos concentración..."

El Barça quería ir a por el partido pero no podía porque cada descuido le podía pasar factura, como comprobó a quince minutos del final con un lanzamiento entre el larguero y el poste de Carlos Vela y, tras el rechace, un gol anulado a Juanmi por fuera de juego que no lo fue.

Tras el empate contra la Real Sociedad, el zaguero central Gerard Piqué declaró apesadumbrado que jugando así "será muy difícil ganar la liga".

En hostilidades de la jornada 13 de la Liga de España 2016-2017, el cuadro vasco intentará hacer valer su condición de local y mantener la cierta hegemonía que tiene contra uno de los mejores clubes del mundo, algo que pocos conjuntos pueden presumir.

A sólo dos puntos del descenso y sin sumar cuando lo merece, encontrándose con una gran intervención de Sergio Rico en la última acción del partido.

Algunos rumores apuntaban a que el jugador luso había acabado con molestias el partido ante el Sporting de Gijón pero no tuvo problemas en trabajar con el resto con sus compañeros al igual que el central galo, ya recuperado tras perderse precisamente el compromiso ante los asturianos. Números nada despreciables, y más en una temporada en que, desde el primer partido oficial a principios de agosto, el técnico ha trabajado más en apagar fuegos y parchar al equipo debido a las bajas por lesión.

Estoy contento, sí, pero (un récord) no es el objetivo.

Con la ventaja tempranera gracias al penalti que cobró Cristiano Ronaldo, se pensó en una goleada de escándalo, pero el visitante se plantó bien en la cancha y aunque luego estuvo abajo 2-0, luchó hasta el final. Recuerdo cuando era jugador, más de un año estar primero en todas las competiciones y no ganar nada.

Un Clásico siempre es un Clásico y si encima llegas, al campo de tu rival, con la posibilidad de dejarle hundido en la tabla de clasificación de La Liga, pues no hay nada más motivador.

Related News: