Restos mortales de Fidel parten hacia Santiago de Cuba

Más de 6 millones de personas juraron lealtad a las ideas de Fidel Castro en Cuba

La caravana que traslada las cenizas del líder histórico Fidel Castro reanudó este jueves la marcha desde la ciudad central de Santa Clara hacia la oriental de Santiago de Cuba, donde serán inhumadas tras nueve días de duelo. A la medianoche la caravana arribó al memorial al Che Guevara, en la ciudad de Santa Clara.

Allí permanecieron durante la noche antes de recibir ayer otro multitudinario homenaje.

Miles de personas, en su mayoría jóvenes estudiantes, se agruparon desde horas antes en los predios de la plaza para rendir tributo póstumo al Comandante en Jefe en una velada que se extendió toda la madrugada de hoy.

El líder de la revolución cubana compartirá a partir de ese momento el mismo espacio que ocupan los restos y la memoria de otros personajes notables de su país, como José Martí.

Ese monumento lo mandó construir el propio Fidel Castro en 1997 para albergar los restos mortales de su amigo argentino hallados por una expedición de espeleólogos que él mismo envió a Bolivia cuando se cumplieron 30 años de la muerte del guerrillero de Rosario.

"Cientos de miles de personas, situadas tras largos cordones a ambos de las calles de La Habana, agitaban banderitas con la bandera cubana y lanzaban "¡vivas!" al líder para despedir la caravana de siete vehículos, escoltada por motos de la policía.

El concepto de Revolución es conocido en la isla desde que Fidel Castro lo incluyera en su discurso del 1° de Mayo del 2000 y fuera reproducido en carteles por todo el país.

Las cenizas serán depositadas el 4 de diciembre en el cementerio de Santa Ifigenia en Santiago, donde descansan los restos del también icónico José Martí, héroe de la independencia cubana.

Si bien varios dirigentes de América Latina y África viajaron a Cuba para honrar a Fidel Castro, Europa y Estados Unidos enviaron delegaciones de bajo perfil a excepción del primer ministro griego, Alexis Tsipras.

Aquejado por una afección intestinal no revelada, Castro cedió el poder a su hermano menor, Raúl, en el 2006 y desde entonces sus apariciones públicas disminuyeron ostensiblemente.

Trump amenazó con cancelar el proceso de aproximación a Cuba, a menos que la isla acepte negociar un "mejor acuerdo", es decir, atender los reclamos de mayor apertura económica y en materia de derechos humanos.

Related News: