Amenaza EU con otro ataque a Siria

Misil lanzado el jueves

Una solución política para Siria será imposible mientras el presidente Bashar al-Assad permanezca en el poder, aseveró la embajadora de Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley.

El Pentágono investiga si Rusia estuvo implicada en el ataque con armas químicas que hizo que el presidente Trump decidiera intervenir.

La decisión de Estados Unidos de atacar Siria no responde a una estrategia en Oriente Próximo, sino que es un intento de imponerse a los oponentes en la guerra política que se ha desatado en Washington tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, dijo hoy la portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova.

Por su lado, Moscú ha asegurado que el presidente iraní ha transmitido al presidente ruso, Vladimir Putin, que el ataque de Estados Unidos es inaceptable.

Pero nuevos ataques aéreos realizado el sábado, que se cree fueron realizados por el régimen sirio o Rusia, nuevamente sobre Jan Sheijun, plantea críticas de que la acción estadunidense fue ineficaz y debió haber tenido como objetivo destruir la pista de aterrizaje.

A su vez el ministro de Exteriores de Irán, Mohamed Javad Zarif, afirmó que Estados Unidos recurrió a "falsas acusaciones" para bombardear la base siria. La agencia de prensa oficial Sana anunció la muerte de 9 civiles, incluyendo niños, en los pueblos de alrededor.

De acuerdo con datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos murieron al menos 87 personas.

En un solemne discurso en televisión desde su residencia en Florida, Trump explicó que estos ataques estaban "directamente relacionados" con los "horribles" acontecimientos del martes.

Horas después, un avión de combate de fabricación rusa bombardeó el hospital.

La acción de Estados Unidos, agregó, "sólo puede facilitar el fortalecimiento del extremismo".

Tanto Reino Unido como Francia, ambos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, apoyaron a Washington, que recibió el respaldo de otros aliados europeos como Alemania, España, Italia, Dinamarca o Polonia.

"Ordené esta acción para degradar la capacidad del Ejército sirio de llevar a cabo más ataques con armas químicas y para disuadir al régimen sirio de usar o proliferar armas químicas, promoviendo así la estabilidad de la región y evitando un empeoramiento de la actual catástrofe humanitaria en la región", dijo el mandatario citado en el comunicado.

El Gobierno de Turquía, como el de Japón y Australia, manifestó de inmediato su apoyo a las represalias militares por ese ataque.

Related News: