Macri ya está reunido con el presidente Xi Jinping

Mauricio Macri junto al presidente chino Xi Jinping.       | Agencias

Macri remarcó que después de "muchos años aislados que nos llevaron a la pobreza, nos abrimos al mundo con los nuevos desafíos con el solo motivo de sacar a nuestro pueblo de esa situación".

El presidente afirmó la intención convertir a Argentina en "el supermercado del mundo".

Estas declaraciones las ofreció en el I Foro de Cooperación Internacional de la Franja y la Ruta que se efectúa en Pekín, al conceder una entrevista exclusiva a la cadena de televisión asiática CGTN, donde señaló la importancia de participar en este espacio que brinda oportunidades a más de 100 países en el mundo.

El presidente dijo que espera "poder conversar nuevamente en Alemania y en la Argentina durante las cumbres de los G20 y ver que hemos podido avanzar en los temas planteados".

Al respecto, Macri deslizó que Argentina sólo recibe a 30.000 turistas chinos de los 150 millones que salen del país asiático y apuntó que "el equilibrio de la balanza puede ser el turismo".

"Argentina y China tienen 45 años de relación diplomática, algo que fue creciendo con el tiempo".

El proyecto más ambicioso es la construcción de dos centrales nucleares: una en Atucha -será la cuarta central nuclear que se hará en el predio donde están sus antecesoras homónimas, Campana- y la segunda en la provincia de Río Negro, aunque aún no está definida la localidad.

"La asociación entre la Argentina y China es para nosotros uno de los ejes principales de nuestra estrategia".

"Fue fundamental el hecho de que el presidente Macri fuera invitado y el hecho, como bien lo dijo el presidente Xi, (de que) esto trasciende lo que era la Ruta de la Seda tradicional y nos involucra a nosotros desde Suramérica, desde Latinoamérica; fue muy bueno", dijo a Xinhua.

En declaraciones a radio Delta, el embajador calificó como "un acuerdo histórico" el protocolo de seguridad alimenticia y sanitaria firmado entre Argentina y China, que "va a marcar una relación de gran cercanía y cooperación".

Cabe señalar que por la noche, Macri viajará a Shangai para la inauguración del pabellón de Argentina en la Feria SIAL de la New International Expo Center, para luego almorzar con Carlos Tévez.

El parate de la industria dispuesto por el Partido Comunista que gobierna la República Popular China para preservar la ciudad y la movilidad de los jefes de Estado arrojaron pérdidas difíciles de comprender con ojos extranjeros: en solo cuatro días se consumió una buena porción del equivalente al PBI de un año de la Argentina. Xi Jinping le dará la bienvenida oficial a las 17 y luego de la ceremonia de honor ambos mandatarios mantendrán una reunión de trabajo en el Salón Este junto a sus respectivas comitivas. Macri y su comitiva se reunirá con el mandatario chino y su equipo para la firma de acuerdos y un memorándum de entendimiento y de cooperación en diferentes áreas de interés mutuo. También cerrarán convenios de energía, minería, agroindustria y transporte. Pero más allá de esa denuncia también es cierto que el gobierno de Xi Jinping decidió producir en China el aceite de soja y hoy sólo compra poroto de soja a los grandes productores como son Brasil y la Argentina.

Related News: