River venció con claridad a Boca

Superclásico: River goleó a Boca 3 a 1 en La Bombonera

El presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, reconoció que da "mas alegría todavía" ganar de visitante los clásicos como su club lo hizo ante Boca y auguró que "va a estar lindo" el final del campeonato a partir del resultado en La Bombonera.

Otro de los detalles que llamó la atención fue que el entrenamiento se realizara en La Bombonera y no en Casa Amarilla, ya que el campo de juego del estadio Alberto J. Armando sólo se utiliza para el ensayo de fútbol de los jueves. Si Guillermo Barros Schelotto planificó el partido con Centurión como eje y se quedó sin su figura a los 15 minutos, lesionado.

Es cierto que el DT de River se adaptó mejor a los cambios. Supo leer que el Pity Martínez, que venía jugando las últimas fechas del torneo por derecha, iba a hacer más daño por izquierda, en la espalda de Peruzzi. "Uno entiende que el de River está contento y que el de Boca está enojado, pero todo tiene un límite para convivir", señaló. Síntoma de eso fueron las amarillas que sufrieron Fabra, Vergini e Insaurralde.

El primer tiempo parecía consumirse sin más novedades, pero en la última acción Boca encontró el descuento en un tiro libre que Fernando Gago ejecutó de emboquillada, ante un Batalla que se había adelantado en exceso y quedó descolocado. Un blooper del arquero. De ahí al entretiempo fue casi todo de River, la pelota, las situaciones de gol, pero no estuvo fino para el cierre.

Ya con el tiempo cumplido, hubo algunos empujones e insultos entre los jugadores de ambos equipos.

Boca tendrá tiempo de asimilar el golpe.

Pero los dirigidos por Marcelo Gallardo jugaron un partido notable, superaron a Boca por 3-1 y se colocaron en un expectante tercer puesto con 45 unidades, cuatro menos que su derrotado, pero con la chance de colocarse a una unidad si consigue vencer a Atlético Tucumán en el partido pendiente que deben disputar el 11 de junio. No detiene su marcha, volvió a festejar en La Boca como hace tres años con aquel recordado testazo de Ramiro Funes Mori, ganó el superclásico con autoridad, con floreo por momentos y posteriormente con una pizca de sufrimiento, pero con una notable practicidad y efectividad para golpear en los momentos justos cuado más le dolía a un xeneize desconectado, que exhibió pocos argumentos para demostrar por qué es el único líder y aun el principal candidato al título.

Quedan seis fechas y el final está abierto.

Related News: