Trump estrenará director del FBI la próxima semana

James Comey. Advertencias

El comportamiento de Trump ha provocado nuevas comparaciones entre su administración y la del presidente Richard Nixon, que registró famosas conversaciones, acelerando su caída durante el escándalo de Watergate.

Apenas un 29% de los estadounidenses apoya la decisión del presidente Donald Trump de despedir a James Comey como director del FBI, mientras que un 38% la desaprueba, según un sondeo divulgado ayer.

Unas horas posteriormente del tuit de Trump, su portavoz, Sean Spicer, tuvo que responsabilizarse la incómoda posición de defender tanto las declaraciones de Trump como su propio trabajo y el del resto de equipo de comunicación.

El presidente Donald Trump levantó sospechas la semana pasada de posibles grabaciones de sus conversaciones con el exdirector del FBI, James Comey, en un acto que ya es considerado escandaloso. El nominado requiere la aprobación del Senado.

La decisión está sujeta a la confirmación del Senado estadounidense, donde los republicanos son mayoría. La pesquisa del FBI e investigaciones paralelas en el Congreso han pesado sobre Trump desde que llegó a la presidencia en enero y amenazan con postergar sus prioridades políticas.

"El presidente tiene ahora la oportunidad de limpiar el desorden creado por él principalmente", añadió.

"Más le vale que no haya cintas de nuestras conversaciones antes de que él empiece a filtrar a la prensa", escribió.

Otro senador republicano, Mike Lee, exfiscal federal, comentó: "Es inevitable" que Trump entregue los audios. Rusia niega esas acusaciones y la Casa Blanca afirma que no hubo colaboración.

El senador republicano Lindsey Graham, miembro de la Comisión de Asuntos Judiciales, dijo que nombrar a un agente del FBI como director de la agencia permitirá al país a "comenzar desde cero". 'La interferencia de la Casa Blanca con cualquier investigación del FBI es incompatible con las garantías democráticas, especialmente cuando la investigación afecta al presidente o sus asociados', señaló en un comunicado la directora del Proyecto de Seguridad Nacional de la ACLU, Hina Shamsi.

Trump, que ha buscado mejorar las relaciones con Rusia, ha seguido cuestionando sí estuvo detrás del hackeo de cuentas de correo electrónico pertenecientes a demócratas involucrados en la campaña presidencial de Hillary Clinton en 2016.

Related News: