El Supremo de Brasil autoriza una investigación contra Temer

Brasil protestas

"No renunciaré y exijo una esclarecimiento pleno de todo", declaró Temer en un mensaje a la nación durante una vertiginosa jornada que, a pesar de su firmeza, concluye contra las cuerdas.

La crisis comenzó con una información divulgada el miércoles por el diario O Globo, según la cual Temer habría sido grabado por un empresario que colabora con la Justicia en investigaciones sobre corrupción cuando avalaba un supuesto soborno a un exdiputado preso a cambio de su silencio en la corrupción de Petrobras.

Los directivos de la mayor compañía procesadora de carnes del mundo, Joesley y Wesley Batista, sellaron en las últimas semanas un acuerdo con la Procuraduría General de la República, que debe ser aprobado por el Supremo Tribunal Federal (STF), para revelar los intentos del gobierno de Temer por contener las investigaciones anticorrupción.

A esas ya explosivas revelaciones, que han llevado a partidos de la propia base de Temer a exigir su renuncia, se sumaron hoy los documentos revelados por la Corte, en los que Batista confiesa que le paga coimas al mandatario desde 2010, cuando ambos se conocieron.

Mientras Temer siga en el poder, la crisis política podría dejar el país a la deriva, justo cuando necesita una mano firme para sacar a la economía de la profunda y larga recesión que atraviesa.

La denuncia acusa a Temer de haber avalado sobornos para su ex correligionario político Eduardo Cunha, hasta el año pasado un influyente político como presidente de la Cámara de Diputados y ahora encarcelado por la operación anticorrupción "Lava Jato".

Joesley Batista: "Lo que hice, más o menos, hasta el momento".

El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), según dijo a Télam un portavoz de la fuerza, apuesta a colocar al ex presidente Fernando Henrique Cardoso en la liza electoral para la disputa indirecta, pero ocurre que el presidente del PSDB está tan involucrado como Temer en las grabaciones sobre sobornos a la empresa JBS: es el senador Aécio Neves, a quien el Supremo Tribunal Federal le suspendió el mandato.

En las pocas declaraciones que ha hecho el presidente, afirmó que sí sostuvo dicha reunión pero no se pronunció sobre los sobornos. "Siempre honré mi nombre", alegó Temer, de acuerdo con un despacho de la agencia Notimex.

El primero en renunciar fue el ministro de Ciudades, Bruno Araújo, quien anunció su salida del tren ejecutivo de Temer sin revelar las razones, refiere la agencia EFE.

Cuhna, quien renunció en 2016, fue el promotor del juicio político contra la presidenta legítima, Dilma Rousseff, sin tener los argumentos necesarios para ello. Y él fue directo al grano, reclamó, tal, tal (...) (El exministro) Geddel (Vieira Lima, a cargo de la articulación política del gobierno Temer) es el que siempre andaba ahí, pero Geddel también, con ese asunto, perdí el contacto porque él ahora está siendo investigado, y ahora no puedo tampoco...no puedo quedar con él.

Related News: