"No voy a renunciar": Michel Temer se aferra a la presidencia

Presidente de Brasil, bajo investigación

Las movilizaciones fueron convocadas en redes sociales por organizaciones de la sociedad civil y en ellas también se cargó contra los recortes y las reformas económicas de calado que ha emprendido el Gobierno de Temer.

El Tribunal Supremo de Brasil ha autorizado este jueves la investigación contra el presidente Michel Temer, objeto de una grave denuncia que sugiere que intentó comprar el silencio de un influyente diputado que está preso. Y él fue directo al grano, reclamó, tal, tal (...) (El exministro) Geddel (Vieira Lima, a cargo de la articulación política del gobierno Temer) es el que siempre andaba ahí, pero Geddel también, con ese asunto, perdí el contacto porque él ahora está siendo investigado, y ahora no puedo tampoco...no puedo quedar con él.

Los disturbios ocurrieron en el centro de Río de Janeiro, donde la Policía empleó gases lacrimógenos para intentar dispersar a los manifestantes, que les respondían con piedras.

Al menos tres legisladores ya presentaron pedidos de 'impeachment' y varios partidos, incluyendo algunos que votaron por la destitución de Rousseff, se aprestan a pedir el mismo tratamiento contra Temer, que se propone entregar el mandato a quien gane las presidenciales de octubre de 2018.

En Sao Paulo, como ya ocurrió en la víspera, centenas de personas volvieron a ocupar la Avenida Paulista, en pleno corazón financiero, y se pararon frente a la sede que tiene la Presidencia en esa céntrica calle.

Brasil vive en estado de conmoción política desde que el miércoles por la noche el diario O Globo revelara el contenido de una conversación entre Temer y uno de los dueños de JBS, Joesley Batista, en la que el mandatario parece concordar con el pago de un soborno para comprar el silencio del exdiputado Eduardo Cunha, que purga una pena de 15 años de cárcel por corrupción.

La capital paulista fue más allá en sus reclamos y desplegó una gran pancarta en la que se podía leer: "Fuera todos", además de otras misivas que pedían prisión para el mandatario o la convocatoria de una nueva huelga general.

La tensión sobre la situación de Temer no se redujo pese a que el presidente negó su renuncia.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil abrió este jueves formalmente una investigación contra Temer por obstrucción de la Justicia.

Sin embargo, el propio Congreso podría aprobar una enmienda para convocar una elección directa este mismo año y para la que existen propuestas que ya tramitan en las cámaras.

Related News: