Protocolo para ver archivos de la dictadura que tiene la Iglesia

La Iglesia abre los archivos de la dictadura solo a los familiares

Guadalupe Morad, archivista de la CEA, le aseguró a Télam que el archivo sólo se le dará a conocer a familiares de desaparecidos y víctimas porque "se trata de material sensible, muy delicado, con heridas abiertas".

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) dio a conocer un protocolo restringido de acceso a los archivos referidos a la última dictadura militar que guarda la Iglesia Católica. Se especificó que 'la consulta se realizará sobre el material donde aparece mencionada la persona sobre la cual se busca información'.

Por último, indicaron: "Esperamos que la Iglesia Católica revea las restricciones anunciadas para contribuir con la construcción de Memoria, Verdad y Justicia que reclama la sociedad argentina". El Sumo Pontífice se había comprometido con organismos de derechos humanos a concederles esta información, que venían reclamando hace muchos años.

Las solicitudes de información son recibidas en la sede de la CEA, Suipacha 1032, provincia de Buenos Aires, de lunes a viernes de 9 a.m. a 17.00 p.m.

El vicepresidente primero de la CEA, cardenal Mario Poli, afirmó entonces que la Iglesia "no le tiene miedo" a la apertura de los archivos relacionados con la última dictadura militar y sostuvo que la decisión de ponerlos a disposición de las víctimas y los familiares de desaparecidos representa "un servicio a la Patria, para la reconciliación de los argentinos".

El Episcopado comenzó en 2005 el trabajo de ordenamiento y digitalización de la documentación en su poder y el proceso se profundizó en 2012, por impulso de Jorge Bergoglio y los requerimientos judiciales.

Además de su comunicado en el que informan el Protocolo para acceder a estos archivos, la CEA publicó en su sitio web el modelo de carta para la solicitud de estos archivos, pensado especialmente para las personas víctimas y familiares de los desaparecidos durante esa época.

En el protocolo -que se puede consultar en www.episcopado.org- se establece que 'el interesado deberá completar una solicitud' dirigida a monseñor Carlos Malfa, y que 'los nombres de otras víctimas extrañas al interesado, serán oportunamente oscurecidos'.

La mayoría de documentos son pedidos de ayuda de familiares de víctimas de la dictadura, las respuestas a esas peticiones, las gestiones de la propia Iglesia ante el ministerio del Interior u otros organismos, y también ocasionales agradecimientos por las intervenciones.

Related News: