Nueva política de EU hacia Cuba recuerda a la Guerra Fría: Rusia

Canciller cubano ofrecerá conferencia de prensa este lunes

"Jamás negociaremos bajo presión o amenaza", agregó Rodríguez al referirse a los anuncios de Trump sobre las restricciones a los viajes de norteamericanos y el comercio con la isla que habían sido flexibilizados por su predecesor Barack Obama.

"En uso de la ley nacional, el derecho internacional y la tradición latinoamericana, Cuba ha concedido asilo político o refugio a luchadores por los derechos civiles de EE.UU y estas personas no serán retornadas" a ese país, que "carece de base legal, política y moral para reclamarlos", espetó Rodríguez.

Por su parte, el demócrata Mark R. Warner, senador por Virginia y vicepresidente del Comité de Inteligencia de la Cámara alta, sostuvo que la decisión de revertir el progreso en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba envía un mensaje equivocado al mundo sobre el liderazgo norteamericano. En el teatro Manuel Artime, en el tradicional bario de Pequeña Habana, el mandatario estadounidense condicionó su voluntad de negociar con Cuba a que la isla dé "pasos concretos" hacia la celebración de "elecciones libres" y la liberación de "presos políticos", una posición que mereció el aplauso de los miembros de la oposición y el exilio cubano presentes.

Cuba, que sigue reprimiendo a los opositores, responde a Washington que "el pueblo cubano disfruta de derechos y libertades fundamentales" y afirma que Estados Unidos "no está en condiciones de darnos lecciones".

Tomando de sorpresa a muchos observadores de Cuba, su hermano y sucesor en el gobierno de la República, Raúl Castro, se apartó de la rígida línea ideológica socialista reduciendo substancialmente la subsidiada "gratuidad" estatal. Las medidas para restringir los viajes a Cuba y los negocios de empresas de EE UU con las compañías militares cubanas tienen, lee el comunicado, "el pretendido objetivo de privarnos de ingresos".

American Airlines fue una de las primeras aerolíneas estadounidenses que comenzó a viajar a la isla después del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre EU y La Habana.

Trump también fijó medidas más estrictas para controlar que los estadounidenses que viajen a la isla lo hagan, en efecto, en el marco de las 12 categorías ya implementadas por Obama, ninguna de las cuales incluye el turismo.

"Tenemos una relación muy respetuosa y constructiva con EEUU, pero siempre tuvimos una diferencia de opinión sobre el nivel de compromiso con Cuba", dijo el Primer Ministro en una conferencia de prensa con su homólogo belga, Charles Michel, de visita en Canadá.

"Estamos revisando la orden ejecutiva para entender cualquier impacto potencial en nuestros clientes o nuestro servicio", señaló el comunicado.

Related News: