Rusia reprueba política de Trump con Cuba

Intelectuales Cuba piden a sus colegas de EE UU que rechacen la política de Trump

Expertos venezolanos advirtieron este domingo que detrás de la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de revertir buena parte de los avances en las relaciones con Cuba, podría asomarse la intención de restablecer una suerte de Guerra Fría.

La nueva política del presidente Donald Trump hacia Cuba es sólo un "retoque" que sacrifica "la esperanza revivida" por la administración de Barack Obama al pueblo de Cuba, por la ideología de línea dura anticastrista, sostuvo en un editorial institucional The Washington Post.

Nuevamente el Gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962, que no solo provoca daños y privaciones al pueblo cubano y constituye un innegable obstáculo al desarrollo de nuestra economía, sino que afecta también la soberanía y los intereses de otros países, concitando el rechazo internacional.

De acuerdo con la televisora, el titular cubano criticó la decisión de Trump de limitar los viajes y negocios de estadounidenses en Cuba, y consideró el anuncio realizado el pasado viernes como 'un espectáculo grotesco salido de la Guerra Fría'.

Rodríguez destacó que durante toda su campaña electoral, Trump dijo que "apoyaba el cambio de política hacia Cuba, pero que él buscaría un mejor arreglo, un mejor trato con nuestro país".

Asimismo, "los dos líderes reafirmaron su fuerte compromiso en la relación bilateral entre Estados Unidos y Perú" y hablaron "de la terrible situación en Venezuela".

Señala además que Cuba con sus modestos recursos ha contribuido también a la mejoría de los derechos humanos en muchos lugares del mundo, a pesar de las limitaciones que le impone su condición de país bloqueado.

Los Estados Unidos no están en condiciones de darnos lecciones.

Sobre los fugitivos de la justicia norteamericana, el canciller dijo que "Cuba ha concedido asilo político o refugio a luchadores por los derechos civiles de los Estados Unidos", y adelantó que estas "personas no serán retornadas a los Estados Unidos, que carece de base legal, política y moral para reclamarlos".

En ese sentido, afirmó que en Estados Unidos son frecuentes los abusos y los asesinatos por parte de policías, especialmente contra afrodescendientes, hay restricciones a los derechos de salud y educación, represión de inmigrantes y refugiados y se discrimina la cultura y la religión islámica.

Cuba y Estados Unidos pueden cooperar y convivir civilizadamente, respetando las profundas diferencias que existen. Cuba no ha renunciado a estos principios ni renunciará jamás.

"Asumiremos cualquier riesgo y continuaremos firmes y seguros en la construcción de una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible", recalca el texto de la declaración.

Related News: