Ministra argentina defiende a la Gendarmería en caso de desaparición de joven

Santiago Maldonado está desaparecido desde el 1 de agosto de 2017

Maldonado desapareció el 1° de agosto pasado tras la represión de grupos de Gendarmería contra la comunidad mapuche de Pu Lof en resistencia, en la localidad chubutense de Cushamen.

El caso de Maldonado generó una fuerte polémica en Argentina y el reclamo llegó incluso a la Organización de las Naciones Unidas, que instó al Estado argentino a que localice al joven, mientras que en el país suramericano las organizaciones de derechos humanos culpan a la Gendarmería de la desaparición.

"En el caso Maldonado hemos hecho todo lo que hemos tenido que hacer", agregó y ratificó su "íntima convicción" de que Gendarmería Nacional no tiene responsabilidad por la desaparición del joven artesano.

Después de 27 días de la desaparición de una persona la situación se vuelve dramática y no saben que respuesta dar, declaró Pérez Esquivel. "Hay un ocultamiento desde el Estado", denunció.

"¿Dónde está Santiago Maldonado?" es un interrogante constante que se multiplica en las voces, los cuerpos y en las pantallas, enfrentándose con un pueblo que se niega a olvidar y a pasar por alto otra desaparición forzada en democracia. "La Gendarmería está siendo investigada de arriba para abajo".

Además, señaló: "Yo me siento segura porque nosotros hicimos un trabajo muy fuerte de interrogatorio sobre los 40 gendarmes y sobre los otros 30 gendarmes que estaban en la zona y no hubo contradicciones entre ellos".

El nuevo obispo de Neuquén, Fernando Martín Croxato, que participo esta semana de las diversas actividades por Ceferino en Chimpay, realizó un llamado a la paz al mencionar el tema de la desaparición del jóven Maldonado.

Croxatto, de 60 años, se desempeño en Buenos Aires, en el impenetrable chaqueño y en Chubut, donde era obispo auxiliar de la diócesis de Comodoro Rivadavia. Las fotografías dan cuenta también de la presencia de menores, los destrozos, cantidad de vainas servidas de diferente tipo y calibre, los perdigones de plomo incrustados en la casilla baleada, diferente tipo de vehículos de Gendarmería en territorio mapuche, así como huellas de camionetas y la pisada de un borceguí.

Según pudo confirmar este diario de fuentes oficiales, el magistrado está anotado en el concurso para cubrir una vacante en el Tribunal Oral Federal de Roca.

Related News: