Padecía Aaron Hernandez encefalopatía crónica

Que Aaron sufría severo caso CTE

Los estudios a los que fue sometido el cerebro de la ex estrella de la NFL, Aaron Hernández, mostraron signos severos de la enfermedad cerebral conocida como Encefalopatía Traumática Crónica (CTE, por sus siglas en inglés), razón por la cual su familia demandará a la liga y a los Patriotas de Nueva Inglaterra, informó su abogado.

En una conferencia de prensa en sus oficinas, el abogado José Báez dijo que las pruebas mostraron que Hernández tenía un caso severo de la enfermedad.

"El 19 de abril de 2017, Aaron sucumbió a los síntomas de CTE y se suicidó", dijo Jenkins-Hernández.

Hernández de la compañía de su padre. Hernández se suicidó en abril en la celda de la prisión donde cumplía cadena perpetua, sin derecho a fianza, por una sentencia por asesinato en 2003. Es adicional a un acuerdo de $1 billón en el que la liga acuerda pagar a los familiares de los jugadores que han sufrido daño cerebral por los golpes repetidos en la cabeza mientras jugaban futbol americano. Su muerte se produjo apenas horas antes de que los Patriots visitasen la Casa Blanca para celebrar su victoria en el Super Bowl.

CTE sólo se puede diagnosticar en una autopsia.

La enfermedad ha sido vinculada a concusiones reiteradas y causa daños cerebrales mayormente en la región frontal, que controla numerosas funciones, incluyendo juicio, emociones, control de impulsos, conducta social y memoria. En el 2011, su segunda campaña, Hernandez atrapó 79 pases, para 910 yardas y siete touchdowns, ayudando al equipo a llegar al Supero Bowl, y fue recompensado con un contrato de 40 millones de dólares. La convicción fue anulada porque él murió antes de que se agotasen sus apelaciones, aunque esa decisión está siendo apelada ahora por la fiscalía.

Related News: