El Gobierno español da un ultimátum a Cataluña sobre su independencia

El presidente español pide que el líder catalán aclare si declaró la independencia

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, dio este miércoles un ultimátum al líder secesionista catalán Carles Puigdemont para que aclare en cinco días como máximo si declaró la independencia de Cataluña, antes de avanzar en la aplicación de medidas extraordinarias contempladas en el artículo 155 de la Constitución, que llevarían a una inédita intervención del autogobierno regional.

En función de ésta, advirtió Rajoy, el gobierno español aplicará el artículo 155 de la Constitución, que implicaría la disolución del Parlamento y del gobierno catalán y el nombramiento de un Ejecutivo en funciones para que llame a elecciones.

En su comparecencia el martes ante el Parlamento catalán, Carles Puigdemont dejó en suspenso la declaración de independencia de la región, para intentar abrir un diálogo con el gobierno español.

Puigdemont anunció el martes que aprovechaba la victoria obtenida en el referendo prohibido del 1 de octubre para proceder con la declaración de la independencia catalana, pero propuso congelar su puesta en marcha algunas semanas para permitir el diálogo y la mediación con el gobierno en Madrid.

Según Rajoy, el derecho a decidir, invocado por los secesionistas, "no existe en un país democrático" y añadió que "ni un solo país del mundo" se ha podido tomar "mínimamente en serio" esa consulta del 1 de octubre, "que no resiste la más elemental prueba" de transparencia y neutralidad.

El Presidente dijo ante los congresistas que desea "fervientemente" que Puigdemont "acierte en su respuesta", pues ésta "marcará el futuro de los acontecimientos".

Al parecer, la ambigüedad de la postura de Puigdemont estuvo dirigida a sosegar a los separatistas más fervientes, pero también a generar apoyo -tanto en Cataluña como a nivel internacional- mediante la provocación de otra respuesta severa del gobierno de Rajoy. Aseguró que se puede dialogar de cuestiones como la calidad de los servicios públicos, de cómo financiarlos y de qué manera mejorar el marco de convivencia entre todos.

El líder Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, se comprometió, junto a Rajoy, a impulsar el mecanismo y abordar la reforma de la Constitución.

En rechazo frontal a la posición del presidente español se manifestaron los diputados de las formaciones independentistas Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Partido Demócrata Europeo de Cataluña (PDeCAT), quienes le reprocharon su "empeño" por mantener la unidad de España a toda costa.

Related News: