Gobierno de Donald Trump restringe viajes y negocios con Cuba

Estados Unidos impone restricciones comerciales y de viajes a Cuba

Con el gobierno del presidente Donald Trump llegó el congelamiento del deshielo que Barack Obama inició con La Habana.

Estados Unidos anunció hoy nuevas restricciones comerciales contra Cuba a fin de impedir que los estadunidenses que viajen a la isla generen recursos económicos para más de un centenar de entidades y negocios controlados por el régimen.

El paquete anunciado responde a ese llamado de la Casa Blanca por una nueva normativa administrativa para las sanciones a la isla, y entran en vigor a partir del jueves.

Además estos viajeros autorizados deberán contar con una persona que responda ante la legislación de Estados Unidos y que sea "representante de la organización patrocinadora", a menos que el viajero sea el representante y obtenga una carta de certificación de la organización en cuestión.

Como parte de las nuevas acciones, el Departamento de Estado dio a conocer una lista de entidades y sub-entidades que están bajo el control de, o actúan en nombre o representación de, los servicios o personal de seguridad, militar o de inteligencia cubana, donde los estadunidenses tendrán prohibido realizar ciertas transacciones.

En este sentido la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Office of Foreign Assets Control, OFAC) del Departamento del Tesoro exige que todos los viajes "pueblo a pueblo" (people-to-people) educativos que no tengan carácter académico se lleven a cabo bajo los auspicios de una organización que esté regida por la jurisdicción estadounidense y que fomente estos intercambios "para favorecer el contacto entre pueblos".

"Hemos fortalecido nuestras políticas hacia Cuba para alejar la actividad económica de las fuerzas militares cubanas y alentar al gobierno (del presidente Raúl Castro) a avanzar hacia una mayor libertad política y económica para el pueblo cubano", destacó en un comunicado el Departamento del Tesoro de EU.

Las políticas contra Cuba por parte de EE.UU. son parte del cumplimiento de las promesas de campaña del mandatario estadounidense, que a pesar de no haber roto las relaciones diplomáticas, mantiene y aumenta el cerco económico que tiene sobre el país desde hace más de 50 años.

Related News: