EEUU sanciona a miembros del poder electoral y ministros de Venezuela

EEUU intensifica presión sobre Venezuela y aplica más sanciones

El Departamento del Tesoro estadounidense sancionó hoy a diez altos cargos de Venezuela, entre ellos varios miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE) y tres ministros del Gobierno de Maduro, por socavar la democracia y actividades de censura y corrupción.

Incluyendo a Maduro, son ya cuatro decenas de funcionarios y cargos públicos venezolanos los sancionadas desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

Las medidas implican que las propiedades que los afectados tengan en EE.UU. serán confiscadas, se inhabilitarán sus visados al país norteamericano, se congelarán las cuentas bancarias que tengan en ese territorio y se les prohibirá entablar relaciones con personas o empresas estadounidenses.

La nueva ronda de sanciones se produjo dos días después de que la administración Trump condenó al gobierno del presidente Nicolás Maduro por la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente de retirar la inmunidad parlamentaria al primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, el opositor Freddy Guevara.

Arreaza calificó las acciones imperialistas como "absurdas y desesperadas", las cuales "forman parte de la sistemática campaña de agresión del gobierno de EEUU contra Venezuela".

Las irregularidades en esas elecciones "indican con firmeza que se trató de un fraude que ayudó al partido oficialista a ganar, inesperadamente, una mayoría de las gobernaciones", dijo el departamento en un comunicado.

Uno de los sancionados es Elvis Eduardo Hidrobo Amoroso, Segundo Vicepresidente de la Asamblea Constituyente (AC) de Venezuela, y quien se desempeñó antes como Director General de Asesoría Jurídica del Ministerio de la Presidencia, y exdiputado de la Asamblea Nacional para el estado de Aragua.

· Carlos Enrique Quintero - rector del Consejo Nacional Electoral.

De los 5 gobernadores opositores elegidos en la elección regional, 4 decidieron juramentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente, regida por el oficialismo.

"Continuaremos ejerciendo nuestros vigorosos esfuerzos para sancionar a los funcionarios del gobierno de Venezuela que sean cómplices en los intentos de Maduro de socavar la democracia, violar derechos humanos, limitar la libertad de expresión y de reunión, o de incurrir en corrupción pública, a menos que se separen del régimen dictatorial de Maduro".

Sin embargo, es "poco probable que estas disuadan a Maduro de hacer cambios", señaló la corresponsal de la BBC en Sudamérica, Katy Watson.

Por el momento el gobierno de Venezuela no se ha pronunciado.

Related News: